miércoles, 12 de septiembre de 2012

Conclusiones del diálogo entre Academia y organizaciones sociales

 El Seminario sobre derechos humanos, Barbarie y Paz, realizado en las ciudades de Bogotá y Tunja, Colombia, los días 15, 16 y 17 de agosto de 2012, propuesto como Encuentro entre la Academia y las Organizaciones Sociales, comunica a la opinión pública nacional e internacional, a los movimientos sociales y políticos del país y a los sectores democráticos de la sociedad colombiana, un pronunciamiento de consenso resultado de las presentaciones sobre el tema, a favor de la Paz.

1. Reconocer que la paz es un derecho humano y un mandato constitucional de obligado cumplimiento. Es un deber del Estado garantizarlo. El seminario-encuentro observa que surge con fuerza un amplio y sentido pronunciamiento de diversos sectores de la sociedad por la búsqueda de la paz.

2. Reconocer que se están dando pasos entre el Estado y la Insurgencia Colombiana para adelantar conversaciones pero que, para garantizar el real derecho a la paz, los movimientos sociales, la academia, los intelectuales y la sociedad civil deben jugar un papel activo y decisorio en la solución política al conflicto social y armado. 

3. Reconocer que en el proceso de construcción de un país en paz, con autonomía, dignidad y soberanía, las organizaciones y movimientos sociales, los pueblos y las naciones, consideran que la movilización social es el camino para alcanzar la paz y esta debe permanecer activa. 

4. Reconocer que la movilización social por la paz, defiende los patrimonios naturales y culturales de la nación y de los pueblos, y es garantía para el presente y futuro de buen vivir.

5. Reconocer que el camino de la paz pasa por el respeto a la diversidad y las garantías para quienes desde posturas plurales impulsen propuestas de paz, el movimiento por la paz se construye en el encuentro y la movilización social permanente, es compromiso, palabra y acción colectiva e individual. 

6. Reconocer y convocar a todos los movimientos sociales y políticos a profundizar los procesos unitarios y a converger en el propósito de la paz. Hace una llamado al conjunto de la sociedad colombiana y a la comunidad internacional para acompañar la movilización social y a oponerse a todas las formas de violencia, criminalización y judicialización de la protesta social.

7. Reconocer e impulsar, el compromiso y solidaridad con las luchas de la Minga de Resistencia Indígena; con las conclusiones del Encuentro de paz realizado en Barrancabermeja; con el Congreso de tierras, territorios y soberanías; con la Juventud Universitaria articulada a la MANE; con la Marcha Patriótica y; con el Congreso de los Pueblos, considerándolos como ejemplos e interlocutores significativos en las dinámicas del movimiento social.

8. Reconocer y agradecer a la Maestría en derechos humanos, Facultad de Derecho de la uptc y a su equipo profesoral por haber posibilitado este diálogo entre la Academia y los Movimientos Sociales.
 
9. Convocar a participar en las Constituyentes para la paz y el Congreso de paz y llamar a fortalecer y aproximar estos espacios como encuentros unitarios en el propósito de la paz y la construcción de una democracia real.

10. finalmente invita a acompañar masivamente las movilizaciones sociales programadas para 2012, en defensa de los derechos humanos y la vida con dignidad. Cabildo Juvenil 24, 25, y 26 de agosto; Movilización Nacional en defensa de la educación el 5 de septiembre; Jornadas del diálogo con la MANE del 20 y 21 de septiembre; Sesiones de la Minga del 13 y 14 de septiembre en Barrancabermeja; Seminario Nacional del Congreso Educativo del 5, 6 y 7 octubre en Cali. Asimismo, invita a sumarse a las luchas en contra de la entrega de los recursos mineros y energéticos a las transnacionales y a la gran jornada de movilización de octubre.

Suscriben estas conclusiones:
Congreso de los Pueblos, Marcha Patriótica, Minga Social y Comunitaria, Redunipaz, Maestria ddhh

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada